Hay días muy especiales en los que quieres sentirte muy especial. San Valentín es uno de ellos. Elegir el vestido, el color  y los complementos adecuados a tu estilo te ayudará.
 
El color rojo
El rojo es el color que asociamos al amor, la sensualidad y la pasión. También a la energía y a la vitalidad. El rojo es un color atrevido, pero muy elegante y distinguido.
 
Para lograr un conjunto equilibrado lo mejor es no arriesgar con los complementos. Unas perlas o unos brillantes sencillos pueden ser buenas opciones. Para los zapatos y el bolso de piensa en un estilo clásico y en el color negro, que contrastan con el vestido. Lucirás el conjunto con elegante confianza. 

Decidido el color rojo, te aconsejamos que elijas el tono que mejor quede con tu color de piel. El rojo tiene muchas tonalidades y lo ideal es elegir una que te haga sentir cómoda y segura. Tu rostro se iluminará y aparecerá brillante.
 
Otros colores con los que acertar
 
Y si no te convence el color rojo, puedes optar por el negro, símbolo de la elegancia más exclusiva, y  colores cálidos como naranjas, vino, morados  y amarillos mostaza. Incluso, especialmente para la noche, puede elegir tonos metálicos de plata, oro, estaño y bronce. Si optas por colores azules o neutros como color principal, asegúrate de incluir un toque de color cálido en los accesorios o en el calzado.


El binomio blanco y negro siempre es una apuesta segura en cualquier cita. Atrévete con las transparencias y sorprende a tu pareja.
 
En todo caso, elige siempre un color que complemente tu piel, y exprese tu estilo individual. El vestido será una prolongación de tu personalidad y tu estado de ánimo.
 
El vestido
 
El vestido es la solución más eficaz, aportará la feminidad que potencia tu figura. Un escote que defina tu silueta, y un corte ceñido en su justa medida. Bien elegido, el vestido combina en una misma prenda dulzura, ingenuidad, picardía, clase y estilo.

Si vas a celebrar San Valentín en una reunión muy elegante usa un vestido largo de gala con las joyas necesarias para poder resaltar.
 
Combina siempre los vestidos con patrones audaces con complementos simples y minimalistas  y viceversa.
 
Elegir bien convertirá el día en algo muy hermoso que recordarás por mucho tiempo. Para acertar plenamente, confía en el asesoramiento de Novias Pilar Gil. Pasión por la moda.