En este caso el margen de tiempo que recomendamos es entre dos y cuatro meses antes de la ceremonia.